Inicio Consultorios Curriculum Vitae Links Contactenos
ALOEVERA: La Naturaleza hecha caricias.
El ALOE VERA es una planta con propiedades curativas prácticamente milagrosas. Desde lo más pro fundo de la historia nos llegan informes que confirman sus bien ganados títulos de vegetal cuasi panacea.
El hombre moderno dotado de sofisticados aparatos no se conformó con el uso empírico y desmenuzó al Aloe en millones de cortes y estudió concienzudamente su fórmula química, sus propiedades físicas y hasta su carga eléctrica. Y debió decir: "Los antiguos tenían razón. La ciencia lo confirma. El Aloe es un prodigio Natural.

Este verdadero regalo de Dios contiene vitaminas A, B1, B2, B6, B12, C, Ácido Fólico. Una verdadera ferretería en minerales: Fósforo, Azufre, Calcio, Potasio, Magnesio, Manganeso, Zinc, Cobre, Hierro, lodo. Diecisiete aminoácidos como Lignina, Valina, Leucina, Fenilalanina, Metionina, entre otros. Los cuales penetran las tres capas de la piel: epidermis, dermis e hipodermis expulsando bacterias y depósitos grasos que tapan los poros cutáneos, eliminando células muertas, limpiando la piel, normalizando el PH ácido de la misma, humectando, estimulando la regeneración de células nuevas con sus nutrientes naturales, atenuando y haciendo desaparecer arrugas y devolviendo color, tersura y lozanía juvenil a nuestro manto protector cutáneo. Germanio orgánico que levanta las defensas, incentiva la producción de interferones y depura el sistema sanguíneo.

Aloemicina, aloeurucina, ácido cinamónico, lupeol, fenol, ácido salicílico, polisacáridos como el Glucomannan, son últimos descubrimientos que explican en lenguaje físico-químico por qué el Aloe en uso interno es eficaz en tantos procesos y afecciones de tan distintos órganos, revelándose útil como antiviral, antiinfeccioso general, protector hepático, antiasmático, antitóxico, bactericida.

Normalizador de la presión, cicatrizador de úlceras, antirreumático. Eficaz en afecciones renales, disturbios hormonales y deficiencias sexuales. Efectivo en jaquecas y neuralgias. Gran normalizador en las esferas del mundo afectivo-mental. Lo cual explica su uso en la antigua Medicina Ayurvédica, en la Homeopatía y en las Terapias Florales.

En uso externo es de relevante acción curativa en: abscesos, granos, panadizos, eczemas, acné, aftas, anginas y amigdalitis, artritis, artrosis, esguinces, luxaciones y torceduras, caspa, cabellos débiles o escasos, seborrea, ojeras e inflamaciones palpebrales, enfermedades eruptivas, gota, hemorroides, heridas lacerantes y necrosantes, escaras, herpes zoster (culebrilla), estrías en pre y posparto u obesidad, quemaduras térmicas y solares, escaldaduras y abrasiones.

Queridos amigos, la lista sería interminable, prácticamente abarcaría la patología humana y animal en su totalidad. ¡Que este presente de Dios y la Madre Natura los ayude y sane, embellezca y proteja!
2007 - TechSol © Terminos y Condiciones